Para todos

Cómo elegir la ropa laboral adecuada en cada caso

uniformes elegir ropa laboral impacto33
 
Existen diversos puntos antes de seleccionar la ropa laboral que deben llevar los trabajadores de una empresa. Por ejemplo, qué tipo de labores desarrollan, ya que, aunque dos personas trabajen en una misma empresa, pueden encontrarse en diferentes departamentos y, por lo tanto, desarrollar labores muy distintas en las que se presente una serie de riesgos muy diferentes. Una persona que se dedica a la limpieza del edificio correrá peligros diferentes que un mecánico, un médico o un lampista.
 
Por eso, hay que implementar el tipo de uniformes adecuado en cada caso. La ropa laboral debe cumplir con unas normas de seguridad determinadas que se ajustan a las tareas del trabajador. Por ejemplo, alguien que trabaja en la cocina deberá protegerse de los fogones y de posibles caídas de agua hirviendo en los pies, mientras que un trabajador de laboratorio debe tener un atuendo que prevenga quemaduras con productos químicos.
 
Además, el uniforme debe inspirar confianza no sólo al trabajador (ya que resulta vital que no vea puesta su vida en peligro por una baja seguridad a causa de la ropa laboral), sino, también, a los clientes. Un conjunto que demuestre poca protección hará desconfiar de la empresa.
 
El uniforme laboral también debe ayudar a identificar a una empresa. El color o el diseño son características con la capacidad de conseguir que una persona ajena a la compañía la reconozca. Demuestran una buena imagen de marca. Además, todos los uniformes deberían lucir el logo corporativo.
Relacionado con esto, para los propios empleados también es importante que la ropa laboral identifique puestos o jerarquías.
 
En general, es muy importante que el empresario conozca a fondo qué supone cada puesto de trabajo en su empresa. Así será cómo podrá escoger el uniforme adecuado para cada caso: conocer y comprender los riesgos laborales en cada situación le ayudará a conseguir la máxima protección para los trabajadores, así como la comodidad. Un empleado que debe utilizar una gran variedad de herramientas a lo largo del día, agradecerá contar con muchos bolsillos en sus pantalones. O rodilleras, si necesita pasar mucho tiempo en el suelo.
 
También hay que tener en cuenta detalles como la zona de trabajo. Por ejemplo, para alguien que trabaja al aire libre, hay que tener muy en cuenta la visibilidad: ropa de colores vivos, materiales reflectantes o cualquier otro recurso que le ayude a ser altamente visible para los viandantes o los conductores.
Recuerda: seguridad, comodidad y diseño, y nunca te equivocarás.
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *