Para todos

Cómo evitar el sobrecalentamiento de tu móvil

El verano puede ser mortal para tu smartphone. Incluso los móviles de gama alta pueden llegar a afrontar serios problemas con la llegada del calor. No importa si es de última generación, puedes arriesgarte a perderlo todo (contactos, fotos, vídeos, número teléfono virtual…) con la llegada de las altas temperaturas.

Pero el sobrecalentamiento se puede producir por muchos motivos, tanto externos como internos, por el propio uso del móvil y de sus aplicaciones. Además, seguro que has podido advertir por tu cuenta que la temperatura del teléfono aumenta cuando estás cargando la batería o cuando llevas mucho rato usando una app que consume mucha energía, como juegos en HD.

Pese a ello, está claro que el calor del verano sólo empeora cualquier situación de calentamiento interno. Así que, en situaciones en los que haga mucho calor, deberías evitar, entre otras situaciones:

  • Dejar el teléfono en el coche durante un día cálido.
  • Usarlo en la playa -además, lo expones a la arena y al agua del mar-.
  • El uso de aplicaciones de requieran mucha energía.
  • Mantener el brillo de la pantalla alto todo el día.

Asimismo, hay personas que intentan contrarrestar el calor de su teléfono metiéndolo en la nevera, pero no es buena idea que lo expongas a cambios bruscos de temperatura como éste.

Consejos para evitar que tu teléfono se sobrecaliente

El sobrecalentamiento del móvil puede influir negativamente en la vida de la batería. Por ello, te recomendamos que hagas lo siguiente con tal de reducir el impacto:

  • Aprovecha las sombras durante los días de mucho calor.
  • Quítale la funda a tu teléfono si notas que ha empezado a calentarse.
  • Activa el brillo automático de la pantalla, en caso de tenerlo, o intenta mantenerlo lo más bajo posible.

Es posible que no te importe mucho un móvil de varios años que ya estés pensando en cambiar. Sin embargo, piensa que nunca está de más tener un recambio para tu nuevo móvil. Y en cuanto a éste, seguro que quieres alargar su vida al máximo. Así que lo mejor que puedes hacer es cuidarlo tanto como puedas y protegerlo del calor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *