Para todos

La peligrosa moda de lavarse los dientes con carbón

Cada día, encontramos nuevas noticias que hacen que cualquier higienista dental en Barcelona se lleve las manos a la cabeza. Bueno, y en Madrid. Y, posiblemente, en cualquier parte del mundo. Como ejemplo, la moda que se ha viralizado rápidamente por redes sociales y que consiste en cepillarse los dientes con carbón.

Suena extraño, ¿verdad? Pues ya es posible encontrar miles de vídeos e imágenes de personas que comparten su experiencia en redes sociales, y aseguran que es una manera eficaz, natural, barata y rápida de blanquear sus dientes.

Consiste en cepillarte los dientes con carbón activado en polvo. Las personas que ya lo han hecho aseguran que es efectivo, pero los expertos ya han puesto de relevancia algunos problemas serios que puede provocar esta práctica.

¿Qué peligros trae esta moda?

Dependiendo de la madera de la que proceda un carbón, tendrá mayor o menor capacidad de abrasión y adsorción. Por lo general, su uso más conocido es el de retener toxinas, y se emplea como antídoto hospitalario en casos de desintoxicación. Si se ingiere, actúa como una esponja: retiene sustancias nocivas, que hacen que éstas atraviesen el organismo sin efectos.

Del mismo modo, se usa como filtro, ya que bloquea contaminantes gracias a su gran cantidad de microporos. Por ejemplo, absorbe las toxinas del agua y las potabiliza.

Pero su uso aparte de estos casos es muy controvertido. Por ejemplo, se emplea en dietas détox, batidos adelgazantes prefabricados, píldoras… Y no existe evidencia científica de su eficacia positiva. De hecho, se le atribuyen efectos negativos tales como peligro de deshidratación (ya que arrastra el agua) y estreñimiento crónico.

En el caso de los dientes, podemos decir que sí, blanquea. Pero no porque se retengan o eliminen toxinas, sino porque, dado su poder abrasador, elimina la capa superficial del esmalte; es decir, lima el diente, algo que los deja cada vez más finos y que resulta muy perjudicial para nuestra boca.

En casos relacionados con la salud, nunca debemos seguir este tipo de modas sin haber consultado antes con un especialista.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *