Para todos

Navidades románticas con tu pareja

planes navidad parejas

Habitualmente, en España, las familias suelen pasar juntas gran parte de las Navidades. Es decir, vemos estas Fiestas como una ocasión en la que reunirnos con la familia. Sin embargo, en otros países, como en Japón, los días más señalados son para pasarlos con la pareja. Especialmente, el 25 de diciembre es visto como un día romántico en el que los enamorados intercambian regalos en un restaurante con encanto o delante de un monumento histórico.

Pasear agarrados de la mano o charlar a la luz de las velas son otras opciones románticas que puedes tener en cuenta. Además, siempre puedes compaginar los días familiares con otros que pases con tu pareja; hay varios días festivos. Y si eres una persona muy familiar, también tienes la posibilidad de dedicar cualquier otro día a tu pareja.

Para que puedas sacarle partido a estos momentos orientados al romanticismo, hemos preparado una serie de actividades que podrás llevar a cabo.

Id al cine

Escoged una película y haced una visita al cine. Comprad un solo cubo de palomitas, para que vuestras manos se rocen cada vez que vayáis a coger un puñado. Haced manitas. Acurrucaos en las butacas; algunos cines permiten levantar los reposabrazos, por lo que os podéis abrazar sin problemas mientras disfrutáis de la película. Pero mucho ojo con volveros un espectáculo +18; a nadie le resulta agradable compartir fila de asientos con una pareja pegajosa cuyos chasquidos de saliva durante los besos se dejan oír casi por encima del audio de la película.

Baño para dos

Compra una bomba de baño de colores y prepara un baño de agua caliente. Cuando estéis a punto de entrar en la bañera, echa la bomba de baño y disfrutad del espectáculo de colores y espuma. Después, entrad a la vez y relajaos mientras los aceites esenciales que suelen llevar estos productos actúan sobre vuestra piel.

Al salir del baño, os encontraréis muy relajados y vuestra piel estará increíblemente suave. Aprovechad para poneros una bata calentita y tumbaros en el sofá a ver una película.

Cena en casa

Puedes salir a cenar a un restaurante con encanto, pero otra buena opción es preparar una cena romántica y sorpresa en casa. Compra un buen vino, prepara una cena especial –la opción de encargarla siempre está ahí, en caso de no saber o no querer cocinar- y realiza una pequeñas decoraciones que le otorguen romanticismo al ambiente. Por ejemplo, velas y pétalos de rosa son una posibilidad clásica, pero efectiva.

Pasa las Navidades más románticas empleando algunas de estas ideas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *