cambiar asesoria legal
Para todos

¿Necesitas cambiarte de consultoría legal?

A todos nos puede pasar que, llegado el momento, nos demos cuenta de que la asesoría legal Barcelona, Madrid y otras grandes ciudades cuentan con muchas de ellas que hayamos escogido no sea la correcta. Por una serie de cuestiones que te exponemos a continuación:

¿Nuestra asesoría actual es la correcta?

Si sospechas que escogiste mal en su día, es probable que sea por alguno de estos motivos:

         Tu asesoría te ha subido el precio con excusas de que hay costes no incluidos en la oferta inicial.

         No tiene un servicio integral.

         Nunca te informa de bonificaciones y subvenciones que descubres que otras empresas están percibiendo.

         Se equivoca a menudo y has perdido la confianza en ella.

         No cumple los plazos, o lo hace con muy poco margen.

         Comete faltas graves, como presentar mal un impuesto, y terminas teniendo que pagar tú por su error.

         No aporta un valor añadido.

         En general, no cumple con tus expectativas.

¿Cuándo realizar el cambio?

Lo mejor es que esperes al primer trimestre del año, cuando se cierra un ejercicio y empieza otro nuevo. Así, te resultará más fácil pulir responsabilidades cuando falte algo por contabilizar.

Cómo hacerlo de la forma más sencilla

Lo más correcto es que seas tú, como cliente, quien avise a la asesoría de que cesa la relación profesional entre ambos. A partir de aquí, la nueva asesoría podrá encargarse de decidir fechas con la antigua para intercambiar tu documentación, que deberá verificar posteriormente.

¿Cómo escoger la nueva consultoría?

Algunos de los puntos importantes que debes valorar en tu próxima asesoría son los siguientes:

         Es comprometida con el trabajo y se esfuerzan por ayudarte.

         Te atienden rápidamente por teléfono y por e-mail.

         Te envían información sobre los cambios legales que pueden afectarte.

         Sugieren cambios e ideas que te benefician; no se limitan a tramitar tu papeleo.

         Se encargan de la contabilidad por extracto bancario, así que te permiten tener bajo control todos los gastos e ingresos.

         Puedes notar que buscan tu satisfacción como cliente.

En general, tras un par de meses trabajando con la nueva asesoría, podrás determinar si esta vez has escogido correctamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *