Para todos

Cómo comprobar si tu horno de gas se calienta a la temperatura adecuada

¿Hiciste galletas al horno y casi te rompiste los dientes al morderlas? ¿La base para tu tarta te salió demasiado quemada por fuera y cruda por dentro? Esto probablemente significa que la temperatura de tu horno de gas no está ajustada correctamente.

Si has perdido el manual de usuario de tu horno, antes de ir corriendo a la tienda a comprar nuevos repuestos electrodomesticos, te explicamos como podrás descubrir una sorprendente manera de ajustar la temperatura del horno.

repuestos electrodomesticos recambios ral

¿Cómo se pueden conocer los problemas de un horno?

En primer lugar, deberás realizar una prueba sencilla con tu horno para averiguar si la temperatura expuesta es la correcta. Para realizar esto, necesitarás un termómetro para hornos, que pueden encontrarse en la mayoría de tiendas por unos 10 euros.

Coloca este termómetro sobre la rejilla en el centro del horno, y asegúrate además de cumplir con las instrucciones proporcionadas con el dispositivo.

Establece la temperatura a 350 grados. Una vez que el horno alcance la temperatura correcta, déjalo funcionar durante 15 minutos y mira la temperatura en el termómetro. Después, déjalo otros 5 minutos y vuelve a mirar el termómetro.

Repite este proceso y comprueba una tercera vez cinco minutos más tarde. Si la temperatura promedia es entre 340 y 360 grados, entonces tu horno funciona correctamente.

Si la temperatura está fuera de ese rango, necesitarás ajustarla desde la parte posterior del horno. Tira firmemente de la tapa trasera, si es que tiene una tapa, y podrás ver unos tornillos que muestran marcas de grados. Echa un vistazo para ver dónde apuntan y aflójalos para reposicionar las cifras con el fin de coincidir con la temperatura de horno. Vuelve a apretar los tornillos y coloca la tapa. Repite la prueba mencionada más arriba.

 

Comprobar las pruebas de estad del electrodoméstico

Si al realizar esta comprobación tú problema no se ha resuelto, deberías contactar con una empresa especializada en la reparación y la sustitución de piezas para electrodomésticos. Normalmente, si el horno está dentro del período de garantía también podrás acercarte a los servicios técnicos oficiales para preguntarles por las posibles causas de este problema, y seguramente te guiarán para resolverlo.

Sin embargo, una empresa privada también podrá ayudarte, ya que la temperatura incorrecta es generalmente muy frecuente y es uno de los procedimientos más básicos en el caso de los hornos.

Esperamos que nuestra guía te haya sido útil. Antes de empezar la comprobación, recuerda siempre tomar precauciones y asegurarte de proteger tus manos y también de no tener al lado objetos que puedan entorpecer esta revisión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *