Para Él

Pros y contras de las motos deportivas

Las motos deportivas son las máquinas de velocidad del mundo de las motos. De alta potencia con sofisticados sistemas de suspensión y frenos de alto rendimiento, las motos deportivas normalmente cuentan con la última y mejor tecnología que puedes encontrar en dos ruedas. Un sentimiento común acerca de las motos deportivas es que no son cómodas a menos que vayas a alta velocidad, momento en el cual están en su salsa. Si bien la mayoría de las motos deportivas no están diseñadas para recorrer largas distancias, eso no ha impedido a muchos ciclistas añadir algunas bolsas blandas y un mejor asiento para que puedan disfrutar de largos tramos de carreteras o pistas desafiantes. Las motos deportivas normalmente no son la mejor opción para un principiante a causa de su peso y su alta potencia, pero una moto deportiva de menor potencia y peso mediano o una “moto deportiva liviana” puede ser una buena opción para comenzar si este es el tipo de moto que realmente te gustaría conducir.

 

Ejemplos de lo que te decimos: Ducati Panigale, modelos Honda CBR, serie Kawasaki ZX, Yamaha R1 o R6, Triumph Daytona, modelos Suzuki GSX-R, Aprilia RSV4…

 

¡No olvides ponerte un buen casco para moto, sea cual sea tu elección!

 

Pros:

Mucha potencia, excelentes frenos y suspensión ajustable.

Niveles reales de aceleración y velocidad máxima (según la moto).

Buena apariencia elegante con la más alta tecnología disponible.

Emocionante para correr rápido (si las normas y tu habilidad lo permiten).

 

Contras:

Generalmente, no es muy cómoda para largas distancias.

Puede exceder la mayoría de los límites de velocidad mundiales en primera o segunda marcha (de seis velocidades).

Requiere un nivel muy alto de habilidad para conducir con competencia.

 

Ahora que tienes esta información, te resultará más fácil saber si estás buscando o te conviene hacerte con una moto deportiva. Especialmente, préstale atención a lo que ya te hemos dicho aquí si eres un conductor de motos novato.

 

Recuerda conducir siempre con cuidado y no poner en peligro tu vida ni la de los demás.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *